Un Mago de Terramar

Al final los libros, de una forma u otra, y como los magos, llegan en el momento que se lo proponen. Y así, casi 14 años después, y colándose en mi lista de libros por leer apareció Un Mago de Terramar.

image

El libro, una pequeña novela fantástica de Ursula K Le Guin, nos narra como si de un cuento se tratara, el aprendizaje del joven Gavilán en las artes de la magia.

«La mera necesidad no basta para liberar el poder: el conocimiento es indispensable»

No faltan sortilegios, embrujos, hechiceros y magos, báculos, monstruos y dragones, magia al fin y al cabo… pero esto no es el Colegio Hogwarts sino la Escuela de Roke, y tan solo son meros artilugios (pero qué artilugios) de acompañamiento y entretenimiento por los que la autora pasa de puntillas para presentarte el verdadero fundamento del libro, la historia vital de Gavilán-Ged.

«Su tarea nunca había consistido en tratar de deshacer lo que había hecho sino terminar lo que había empezado»

Una aventura que de nuevo enfrentará al bien y el mal, a la luz y la sombra. Pero en esta ocasión el enemigo no tiene una forma definida, no es externo como en los mundos de Tolkien. Ged realizará un largo viaje por tierra, y sobre todo por mar, realizando una búsqueda interior.

Una novela de antagonismos, como nuestro propio camino, por tierra y mar

Un libro, casualidades del asunto, que me ha llevado a recordar mis 18 años, una etapa mágica que parece no desaparecer. Y es que con este cuento he vuelto a creer en la magia, en algo que está por encima de lo racional y lo sentimental, que se entremezcla, que es… eso, magia, y que desencadena efectos para los que es necesario encontrar un nombre, nominarlos.

«Para que una palabra sea dicha tiene que haber silencio. Antes, y después»

Este libro hace especial hincapié en este aspecto, la importancia del nombre. Descubrir su nombre es tener poder sobre algo o alguien. Y sin conocer el nombre se es incapaz de vencer a “nada”. La lucha con el Dragón de Pendor, pese a recordarme en cierta medida los diálogos entre Bilbo y Smaug, es muy original, visceral, cargada de significado pese a lo rápido del asunto.

«En las cosas que los magos discuten, quizá los dragones sean sabios»

Nuevamente me encuentro que la filosofía de este libro es el equilibrio entre la sombra y la luz, y la visión holística del mundo donde debemos tener cuidado de no afectar al equilibrio en que se encuentran las partes si no queremos sumir al Todo en el caos. Cada parte es importante.

«Encender una vela es proyectar una sombra…»

Ahondando en el conocimiento y navegando entre luces se busca la sombra. 

Pero cuando pensaba que para encontrar mi Norte debía conocer mi Sur, aprendo que el viaje se ha de realizar al Este leyendo las cicatrices de las tierras del Oeste Y teniendo en cuenta que son rumbos, no sería extraño arribar en los confines de la Tierra y caminar sin rumbo por la sal de los mares.

«Es la luz lo que triunfa sobre la oscuridad, la luz, no la sombra – Ogión»

Una aventura mágica constructiva y alentadora.

image

 

Sólo en el silencio la palabra,

sólo en la oscuridad la luz,

sólo en la muerte la vida;

el vuelo del halcón

brilla en el cielo vacío.

(La Creación de Ea)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuentos, Opinión y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s